La Brisa de Alt-J

“El Triángulo es la clave de la geometría y está en la base de la ‘sección áurea’, llamada también ‘proporción divina’. Sintetiza la trinidad del ser, como producto de la unidad del cielo y de la tierra, la suma del uno y del dos.”

DIANA Y KAROLUS

Alt-J

(Posteado originalmente el 21 de Enero de 2013 en estimulos.tumblr.com)

¿Realmente importa tener que encasillar una canción en un género? ¿Un grupo? El grupo del triángulo, de delta, venidos de Inglaterra como todo lo bueno en música, pero recordándonos a los griegos, el grupo que une los tres puntos para formar una deidad musical, que empapa los oídos de frescura, nostalgia, energía y tristeza.

Las críticas de música abundan en esta época, ya no basta con leer una o dos revistas, o escuchar la opinión de alguien relevante, lo peor que usted puede hacer es comer entero y creer sin antes escuchar y sentir la música por su propia cuenta, al fin y al cabo la opinión mas importante siempre va a ser la suya.

Me pregunto que habrá sentido Laura Snapes, escritora de Pitchork, cuando después de haberle puesto una calificación de 4.8 (sobre 10) al álbum de Alt-J, estos mismos ganaran el Mercury Prize, el premio al mejor álbum británico del año pasado, pasando por encima de Jessie Ware y Django Django.

Pareciera que entre mas abstracta, mas experimental y menos digerible la música fuera, en teoría es mejor, de mayor nivel. No creo en nada de eso. Ese es el mérito de esta gente, crear temas únicos, salidos de las entrañas de la desilusión, la experimentación, la unión de sonidos, pero digeribles para la mayoría del público.

El disco es completo, muy completo, pero hay una canción…

¿Qué pasa con Breezeblocks?. No se. Realmente complejo desenvolver la magia que tiene esta canción, este pedazo de canción, lo que si sé es que es de esos temas que uno escucha una y otra vez y van revelando lentamente las cosas de las que está hecho, con cada repetición la canción se transforma.

La voz de Newman entra suave, abrazando una melodía, de repente como un ola que se rompe en el rostro, ¡Pam!, fuerte y contundente me hace dar cuatro golpes secos en el escritorio para luego comenzar a contonearme al ritmo de beats provenientes del dubstep y adornados con trip-hop.

Es un mar de altibajos, de olas gigantes y calmas apacibles, de vaivenes incontrolables e impredecibles, musicalmente hablando está perfectamente elaborada.

Su letra es un lamento al amor, a la ilusión y a la esperanza, analogías a medicamentos y anestesias comparadas con el sentimiento que despierta la necesidad de estar cerca de otra persona.

Antes de la parte final de la canción, una pausa, un valle, una calma…”But please don´t go, I love so… my lovely”.

Y ahí es cuando logro sentir que una canción es perfecta y porque la música es tan grande para el alma, como si estuviera pasmado, solo dejándome llevar por el movimiento de la corriente, elevando una súplica al cielo, al espacio, a la estrellas, con un nudo en al garganta y los ojos convirtiéndose lentamente en cristales brillantes, porque esas ondas sonoras entran al cuerpo y tienen que salir transformadas en lágrimas que se confunden entre la melancolía y la alegría de recibir un estímulo perfecto.

Tal vez la música sea como la comida, y sea realmente difícil poder llegar a comprobar que lo que me sabe a mi a mostaza a usted también. Sin embargo seguiré llenando mi alma con música y letras, el alimento del alma.

Please don´t go please don´t go , i love you so, i love you so.

 


 

A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s