El falso miedo al anonimato.

Está tan ansioso que cree que la única manera en que su vida estará completa es obteniendo un trofeo y junto a eso la aceptación y bendición de todo el mundo que lo conoce.

Hemos estado expuestos demasiado tiempo a este discurso del éxito, a la alta pirámide de ser exitoso, al hecho de tener algo que comprobar, algo que demuestre que tenemos derecho a vivir, por algo dicen tanto tiempo que hay que ganarse la vida.

Estamos ávidos de ganas de figurar, su banda quiere estar en SPIN, quiere tener 1000 likes en Facebook, 20.000 seguidores en Twitter, que el mundo le de un espaldarazo, algo que le recalque que lo que está haciendo lo está haciendo bien, así como el perro que recibe palmadas en la cabeza luego de haber hecho bien una tarea.

Si usted cree que es cuestión de números está jugando el juego equivocado.

Sea usted Bob Dylan, Kurt Cobain, Steve Jobs, Luis Buñuel o Salvador Dalí la gente no va a hacer fila para que le muestre su trabajo, para que los deslumbre con su genialidad o su forma de comprender la existencia. Muestre lo que sabe hacer pero sin pensar en cuantos “me gusta” va a tener. Si a usted lo emociona seguramente encontrará a alguien que también.

Así se forman las cadenas, las redes, los fans, los admiradores de un trabajo.

No busque likes, no busque seguidores, no se desilusione si sus fotos, canciones o diseños no están de centro de conversación en las mesas del club El Nogal. Siga su instinto, sígalo con pasión y constancia.

Haga canciones porque le llenan el alma, haga películas porque es su manera de reconciliarse con la existencia, diseñe porque es su manera de ver un mundo mas bello, grite porque es su manera de desahogarse.

Luego llegará la recompensa. Sabe porque las bandas aman tanto salir de gira?. El ruido de la muchedumbre, miles de personas coreando sus canciones, haciendo fila para escucharlo cantar, tocar la guitarra, destruir la batería. Pero todo eso tuvo un comienzo.

Deje de querer ser exitoso, empiece por limpiar su guitarra con cariño, a amar su cámara. No se deje llevar por el hambre de protagonismo que mueve el mundo ahora, siga haciendo su música constante, constante, constante. Crea para que los demás empecemos a creer juntos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s